Seas ella o él, si adoras tu pelo y estás buscando una buena peluquería para hacer rastas en Ciudad Lineal Madrid porque crees que necesitas ayuda profesional, estás en el mejor sitio. 

¿Notas que tu pelo ha perdido vida? ¿Ya no brilla y está seco? Es hora de analizar tu rutina de lavado: cinco cosas que haces mal al lavarte el pelo (probablemente) de manera inconsciente.

1. Te lavas el cabello todos los días. La gente tiende a pensar que no lavarse el pelo a diario puede ser sinónimo de falta de higiene. Nada más lejos de la realidad. Lavar el pelo a diario es maltratarlo. Nuestro cuero cabelludo desprende una grasa natural que ayuda a protegerlo e hidratarlo. Si se lava todos los días esa sustancia natural acaba desapareciendo y, por ende, nuestro cabello queda desprotegido, y si lo haces hazlos con productos específicos que no dañen ni el cabello ni el cuero cabelludo.

2. Te aplicas el champú en las puntas. Este es un modo erróneo de enjabonarse el pelo que advierten todas las buenas peluqueras especializadas en hacer rastas en Ciudad Lineal Madrid. Hay que hacerlo desde las raíces e ir masajeando muy suavemente y en movimientos circulares, distribuyéndolo por todo el cabello. No lo fricciones de manera brusca.

3. Te aplicas el acondicionador en las raíces. Por el contrario, el acondicionador o mascarilla tiene que aplicarse desde la mitad del cabello hacia abajo, desenredándolo con suavidad con la ayuda de los dedos o un peine. Si lo aplicas en las raíces, el aspecto se tornará graso.

4. Usas agua muy caliente. La temperatura elevada del agua seca el cabello. Es preferible que el agua esté tibia tirando para fría. Intenta aplicar un chorro de agua fría al final de tu ducha: ayudarás a cerrar las cutículas.

5. Te secas con la toalla. No debes frotar con fuerza tu cabello, ya que lo debilitas y quiebras. Elimina la humedad con la toalla, pero con suavidad. Intenta secar tu cabello al aire.

Si tienes más dudas, necesitad ayuda o hacerte unas rastas o ponerte extensiones, en Peluquería Las Marías estamos para devolverle de nuevo su brillo y fuerza.